Yassir Molina, cabecilla del grupo irregular RJC ya está en la cárcel de Sucre

Este martes, el cabecilla de la organización irregular Resistencia Juvenil Cochala (RJC), Yassir Molina, ingresó a la cárcel San Roque de la ciudad de Sucre, tras la decisión del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca que determinó seis meses de detención preventiva por los destrozos en el edificio de la Fiscalía.

Según el reporte de Bolivia Tv, Molina fue ingresado a la cárcel en medio de estrictas medidas de seguridad policial. Varios periodistas intentaron entrevistarlo, pero él no quiso emitir declaraciones públicas.

Molina fue acusado de participar en los destrozos que sufrió el edificio del Ministerio Público, en octubre de 2020, cuando se desarrollaron protestas en demanda de la renuncia del fiscal General de Estado, Juan Lanchipa.

El fiscal Daniel Fernández, destacó la detención preventiva del activista, quien fue acusado por los presuntos delitos de instigación pública a delinquir, organización criminal, daño al patrimonio histórico, entre otros, según el reporte televisivo.

La organización denominada Resistencia Juvenil Cochala fue un actor central para la puesta en marcha del golpe de Estado de 2019, ya que sus integrantes atacaron a mujeres de pollera y movimientos sociales que salieron a defender la democracia. Además, esa agrupación irregular tiene entre sus integrantes a los «motoqueros», es decir, escuadrones de personas en motocicletas que aterrorizaron y atacaron a movimientos populares en Cochabamba, destaca ABI.

La decisión del tribunal de alzada deja sin efecto la determinación de la jueza Ximena Mendizábal, quien anteriormente dispuso de manera cuestionada la libertad irrestricta de Molina.