Vale un Potosí

Ayer Potosí celebró un año más de vida libertaria es importante recordar su lucha constante por la defensa de los recursos naturales y la dignidad de los y las bolivianas.

“Fue Ibañez el mártir y el bravo que retando el poder español las tinieblas rasgó del esclavo como rasga las nubes el sol” es un fragmento del himno de Potosí que refleja bien la lucha incansable de un pueblo que llegó a ser una de las principales capitales potenciales del mundo.

Pero esta historia de la minería que siempre fue transversal a los potosinos, no siempre tuvo un rostro amable, les costó a los hermanos potosinos y nos costó a los bolivianos una lucha incansable por la dignidad y la soberanía sobre el manejo de nuestros recursos luego de años de saqueos.

Haber sido el yacimiento de plata más grande del mundo en el siglo XVI no fue suficiente para esta tierra, pues años más tarde se determinó como uno de los yacimientos de litio más grandes del mundo, y es que este dato no es insignificante, pues este puede llegar a explicar el excesivo deseo de intromisión en un país que desde hace 14 años buscaba darle un giro soberano y digno a su política respecto a la nacionalización e industrialización de sus recursos naturales.

1990 fue un año histórico para los potosinos, pues aunque pocos lo recuerden, este es el año en que Paz Zamora presenta un acuerdo fallido con la empres Lithium Corporation of America (LITHCO) en un contrato de riesgo compartido para extraer el litio del Salar de Uyuni. Una vendeta más para la historia de la minería en Bolivia.Sin embargo, fue la incansable lucha de los hermanos potosinos la que evitó que esto sucediera, pero defender los recursos de la exporpiación externa no es suficiente, pues se necesita un plan de gobierno que contemple un proceso completo desde la exploración hasta la industrialización.Los libros de historia de las escuelas bolivianas nos enseñaron desde siempre que Bolivia no era un país productor y que lo máximo a lo que llegaba era la expotación de sus recursos naturales sin un valor agregado.

La historia estaba a punto de cambiar, pues con el gobierno de Evo Morales, se inició un proyecto que contemplaba todas ls etapas, desde la generación de plantas piloto, hasta la industrialización de productos acabados como cloruro de potasio.La empresa pública estratégica Yacimientos de Litio Bolivianos, fue el resultado de la lucha de los hermanos potosinos y la desición soberana de un gobierno, por tomar sus recursos, darles un valor agregado, industrializarlos a cargo de profesionales bolivianos y entrar en el mercado internacional en este momento en que el litio es tan cotizado.