Un año de la partida de Felipe Quispe

Hoy se recuerda un año de la partida física de Felipe Quispe Huanca, más conocido como «El Mallku». Quispe, polémico líder campesino, guerrillero y sindical, fue una figura transversal de la política y la lucha indígena del país andino. Falleció de un paro cardíaco a los 78 años, mientras preparaba su candidatura a la gobernación de La Paz el pasado 19 de enero del 2021.

El histórico líder indígena Felipe Quispe Huanca, más conocido como El Mallku, falleció un día como hoy del año 2021 a la edad de 78 años en la ciudad de El Alto por complicaciones en su salud.

Allegados al dirigente informaron que Quispe no pudo superar un cuadro de coronavirus, según informó Fides. Sin embargo, familiares aclararon a través de redes sociales que el deceso fue por muerte natural, a raíz de un paro cardiaco.

Felipe Quispe se consideraba a sí mismo como marxista. Sin embargo, siempre reivindicó a las figuras del incario y a indígenas revolucionarios, como Túpac Amaru y Túpac Katari en su propuesta política.

Felipe Quispe fundó el Movimiento Indígena Túpac Katari en 1978 y una década después formó la organización política Ayllus Rojos.

En 1990 creó el Ejército Guerrillero Túpac Katari (EGTK), decidido a luchar contra el Gobierno boliviano por las vía de las armas, pretendiendo refundar Bolivia por medio de la restauración del sistema de la época Inca.

En ese entonces, le acompañó Álvaro García Linera, quien luego llegó a ser vicepresidente del Estado boliviano con Evo Morales.

Por esos hechos Quispe fue encarcelado, acusado de subversión, durante cinco años en la cárcel de alta seguridad de Chonchocoro, pero salió en libertad por falta pruebas en su contra.

Después de la desarticulación de su grupo guerrillero fue elegido secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB).

Asimismo, ingresó a la universidad para estudiar la carrera de Historia. Escribió entonces los libros Túpac Katari; vuelve y vive, carajo, El indio en escena y Mi captura.

Felipe Quispe participó en las elecciones legislativas del año 2002 consiguiendo la representación del Movimiento Indígena Pachakuti (MIP) y obtuvo seis escaños, entre ellos el suyo.

Si bien dejó las armas, no optó por el pacifismo, pues participó, junto a sectores sociales y sindicatos, en diversas huelgas y revueltas contra los gobiernos imperantes.

También el 2002 postuló su candidatura a las elecciones presidenciales, quedando atrás de los candidatos Gonzalo Sánchez de Lozada y Evo Morales.

Junto a Morales, y con el apoyo de ciertos sectores de la ciudad de El Alto, la Central Obrera Boliviana, indígenas, campesinos y mineros en general, conformó una insurrección que derivó en el derrocamiento de Sánchez de Lozada.

El gobierno de Sánchez de Lozada pretendía exportar gas natural, utilizando los puertos del vecino Chile, a Estados Unidos, dos países considerados enemigos por Felipe Quispe.

El Mallku volvió a presentarse a las elecciones presidenciales en 2005 igualmente sin éxito, quedando en el quinto lugar con el 2,16% de sufragios a su favor, siendo ganador Morales.

Esta votación determinó la desaparición de su partido. En 2014 declaró que mantenía su oposición a Morales y que no renunciaba a la violencia armada.

Su hijo mayor Ayar Quispe, antropólogo y militante indianista en el Ejército Guerrillero Túpac Katari (EGTK) y escritor, fue asesinado a golpes en la ciudad de El Alto en 2015 a los 48 años.

En 2016 Felipe Quispe Huanca anunció que mantenía su aspiración a gobernar.

En diciembre de 2020 presentó su candidatura a la gobernación del departamento de La Paz con la agrupación política Jallalla La Paz,​ junto a la ex senadora Eva Copa Murga aspirando a la alcaldía alteña y el cantante de cumbia tropical David Castro Olmos para la alcaldía paceña.