Régimen Áñez endeuda al país ante FMI con artimaña de Marinkovic

El Gobierno transitorio de Jeanine Áñez, a pocos días de dejar el poder, con una artimaña gestada por su ministro de Economía, Branko Marinkovic, consiguió endeudar al país con un crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) por 330 millones de dólares.

Marinkovic justificó la acción indicando que se trataría de un “intercambio de divisas”; sin embargo, esta se realizó para evadir el control de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), que debía aprobar una Ley para adquirir el préstamo, situación que fue rechazada por ese Órgano porque no cumplía con los requerimientos establecidos por las leyes bolivianas.
“El dinero que viene se va a hacer como un intercambio de divisas que no necesita pasar por el Congreso. Son entre 320 y 330 millones de dólares comprometidos y que serán utilizados de forma directa”, anunció el Ministro de Economía.
Asimismo, reconoció que ese dinero será utilizado en el gasto corriente, como el pago de salarios y servicios.
“Este es uno de los resultados de las gestiones que se hicieron en Estados Unidos para atender los requerimientos urgentes en Bolivia como el pago de salarios en el sector público”, reveló.
La ALP denunció en agosto pasado que el préstamo ya había sido registrado en el Banco Central de Bolivia (BCB) en abril y utilizado por el Gobierno transitorio sin previa autorización.