Recuerdan 94 años del natalicio de Ernesto «Che» Guevara

La embajada de Cuba y el centro cultural Simón Rodríguez invitan al acto en conmemoración del natalicio de Antonio Maceo y Ernesto Che Guevara hoy a las 18:00 en el Centro Cultural Simón Rodríguez (Av. Héctor Ormachea entre calles 11 y 12 de obrajes).

Ernesto Guevara nació circunstancialmente en la ciudad argentina de Rosario el 14 de junio de 1928, trasladándose a las pocas semanas a la casa oficial de la familia en Buenos Aires. Sus padres, Ernesto Guevara Lynch y Celia de la Serna, eran de origen aristocrático y juntos tuvieron otros cuatro hijos. Desde chico, el pequeño Ernesto sufría ataques de asma y, por recomendación médica, en 1932 la familia se mudó a las sierras de la provincia de Córdoba.

Gran parte de su educación primaria se desarrolló en su hogar, de las manos de su madre. En la biblioteca de la familia, encontró obras de Marx, Engels y Lenin, con los que se familiarizó en su adolescencia. En 1948, Ernesto Guevara entró a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, motivado en primer lugar por su propia enfermedad y luego desarrollando un especial interés por la lepra.

En 1952, emprendió una jornada de siete meses con el amigo Alberto Granado, recorriendo el sur de Argentina, Chile, Perú, Colombia y Venezuela. El viaje incluyó visitas a minas de cobre, poblados indígenas y leproserías, representando una vivencia íntima y profunda de las desgracias padecidas por los pueblos de la región, las que Ernesto atribuía sobretodo a la omnipresencia del imperialismo norteamericano.

Regresó a Buenos Aires decidido a terminar la carrera y en abril de 1953 recibió el título de médico. En julio del mismo año inició su segundo viaje por América Latina, el que lo llevó a Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, El Salvador y Guatemala, donde se terminó instalando por algunos meses. A cada paso, Ernesto Guevara iba reafirmando su mente revolucionaria y antiimperialista, a la vez que empezaba a tomar parte en diversos movimientos contestatarios.

En Guatemala conoció a Hilda Gadea, con quien contrajo matrimonio y de cuya unión nació su primera hija. En esa época, recibió el sobrenombre «Che» debido al uso frecuente de ese vocativo característico de la Argentina.

Convencido de que la revolución era la única solución posible para eliminar las injusticias sociales existentes en Latinoamérica, en 1954 Ernesto Che Guevara se marchó rumbo a México. Allí, se unió al movimiento integrado por revolucionarios cubanos seguidores de Fidel Castro, incluyendo a su hermano Raúl Castro y a los guerrilleros Camilo Cienfuegos y Juan Almeida.

En 1958, Fidel y los guerrilleros invadieron Cuba. El Che los acompañó, primero como doctor y luego asumiendo el mando del ejército revolucionario. El 1 de enero de 1959, las tropas rebeldes derrocaron el régimen del dictador pro Estados Unidos Fulgencio Batista. Fue el triunfo de la Revolución Cubana y el inicio de una nueva era para la isla.

Desde ese entonces, Ernesto Che Guevara recibió la nacionalidad cubana y se convirtió en la mano derecha de Fidel Castro en el nuevo gobierno de Cuba. Fue nombrado Presidente del Banco Nacional y posteriormente Ministro de Industria. Desempeñaba simultáneamente otras tareas múltiples, de carácter militar, político y diplomático.

En 1959 se casó, en segundas nupcias, con su compañera de lucha Aleida March, con quien tuvo otros cuatro hijos. Visitaron juntos varios países comunistas de Europa Oriental y Asia.

Opuesto enérgicamente a la influencia estadounidense en el Tercer Mundo, la presencia de Che Guevara fue decisiva en la configuración del régimen de Fidel y en el acercamiento cubano al bloque comunista, abandonando los tradicionales lazos que habían unido a Cuba con los Estados Unidos.

En 1962, tras una conferencia en Uruguay, el Che volvió a la Argentina y también visitó Brasil. Luego viajó a diversos países africanos. En el Congo, se unió a la lucha de los revolucionarios antibelgas, llevando una fuerza de 120 cubanos. Tras diversas batallas, terminaron derrotados en 1965. A partir de ese entonces, fue relevado de sus cargos en el Estado cubano y dejó de aparecer en actividades públicas.

Al año siguiente, Ernesto Che Guevara preparó una misión secreta en Bolivia con la ilusión de trasladar al resto de América Latina, en especial a la Argentina, la experiencia de la revolución socialista cubana. El intento finalmente se frustró, resultando en su captura por el ejército boliviano en colaboración con la CIA. Fue ejecutado el fatídico 9 de octubre de 1967, a los 39 años. Su cadáver permaneció oculto por tres décadas, y en 1997 fue localizado y trasladado a Cuba para ser enterrado en un gran mausoleo.