Posesión de vinculado a terrorismo Marinkovic genera críticas

Facebook, Twitter e incluso Instagram bombardearon de críticas a la presidenta de facto, Jeanine Añez por su decisión de nombrar a Branko Marinkovic, acusado por separatismo, terrorismo e involucrado en el caso de Papeles de Panamá, como el nuevo ministro de Planificación del Desarrollo.

Los bolivianos no tardaron ni dudaron en llenar las redes de adjetivos descalificativos y lamentando que la derecha, que por años robó al Estado boliviano, hoy vuelva al poder y coloque como autoridades a personas que sólo piensan en sus intereses personales, robando y poniendo sus manos en las arcas del Estado.

“En efemérides patrio el regalo a Bolivia…. Croatas al poder??? En qué cabeza anti patria cabe eso carajo???”. “Se están llenando pura ratas a los ministerios como sino conociéramos ya pero aprovechan un poco… te estás quemando sola sra.ya nos dimos cuenta que entraste solo a saquear a nuestro país con todos tus maleantes corruptos”, son algunas de las publicaciones que se realizaron en la misma cuenta de la mandataria.

“Branko nuevo ministro?? Poquito más y lo traen a Goni como autoridad. Que lamentable ver a las logias en el  gobierno, Branko se adueñaba y cercaba lagunas de los indígenas de la provincia Guarayo de Santa Cruz para que no pudieran tener agua, exiliado por casos de terrorismo, evasor de impuestos, terrateniente.. pobre país con un ministro de planificación de ese tipo”, fue una de las publicaciones más destacadas perteneciente al internauta Edson Vargas.

¿Quién Es Marinkovic?

En 2008 Branko Marinkovic asumió la presidencia del Comité Pro Santa Cruz, dos años después que Evo Morales asumiera la primera magistratura del Estado en 2006. Junto a Rubén Costas, Mario Cossio, Leopoldo Fernández, Ernesto Suárez y Sabina Cuéllar, prefectos y otros líderes cívicos de Santa Cruz, Tarija, Pando, Beni y Chuquisaca respectivamente, formaron un bloque opositor al gobierno que tuvo por nombre «La Media Luna» que trató de hacer un golpe de Estado, esto también cuando ocurrió también la denominada Masacre de Porvenir.

 Posteriormente fue acusado de separatismo y terrorismo tras ser vinculado por el Gobierno por la muerte de Eduardo Rosza Flores; el denominado Caso Terrorismo. Fue acusado de organizar y financiar una «banda terrorista» que debía conseguir por medios violentos la «independencia» del departamento de Santa Cruz.

Al ser acusado de sedición y terrorismo y viéndose acorralado por la justicia boliviana, Marinkovic fugo del país y radicó en Brasil por más de una década. En 2017 fue investigado por tener cuentas «offshore» denunciadas en los «Panama Papers». Otras acusaciones que tiene son por lavado de dinero, evasión de impuestos y narcotráfico según publicó el mismo diario Página Siete.