Por incapacidad de Camacho se mantiene cerrado un hospital de 3er nivel en plena cuarta ola

Por incapacidad del gobernador de Santa Cruz, Luis Camacho el Hospital de Tercer Nivel Óscar Urenda de Montero está cerrado desde el 21 de septiembre por deudas, la mayoría por el mal manejo en la época que gobernó su aliada, la dictadora Jeanine Áñez y que la Gobernacion cruceña no quiere cubrir pese a tener responsabilidad.

Cuando inició operaciones en junio de 2020, con la primera ola, fue por la presión local, y si bien recibió a pacientes en las tres olas de Covid-19 de encuentra cerrado hace tres meses, fue el gobierno de facto de Áñez que habilitó el moderno hospital construido en la gestión del presidente Evo Morales no sin antes cambiar a los colores de su partido causando críticas.  

Cívicos, instituciones, sectores sociales y vecinos determinaron acciones en conjunto para la apertura de este hospital de tercer nivel. No descartan bloqueos de calles y carreteras informa el periódico de derecha El Deber

«Debido a que esta nueva influenza se está acoplando al Covid-19; y tampoco podemos pasar por alto el rebalse de los ríos, que va a traer aún más enfermedades por la proliferación de insectos, son temas que conllevan a problemas de salud. Esto va a saturar aún más nuestros hospitales y nuestros centros de salud. Tenemos que abrir nuestro hospital lo más antes posible», manifestó a ese medio Hugo Serrate, presidente del Comité Cívico de Montero.

Bolivia vive la cuarta ola de la enfermedad y Santa Cruz es el epicentro de la enfermedad, si bien uno de los factores es la poca afluencia a vacunarse que se da en todo el país, en la región se aumenta por la incapacidad del Gobernador que parece estar enfocado más en sus problemas y enfrentamientos políticos que hacer gestión por su gente.