Pese a maltrato y poca transparencia en la información Comisión de Transición identifica ya un Estado sumido en la corrupción

Según informó en conferencia de prensa la tarde de este viernes, Wilfredo Chávez, parte de la comisión de transición del nuevo gobierno de Luis Arce y David Choquehuanca, el régimen de facto de Jeanine Áñez, no solo no cumplió con su compromiso de facilitar información, sino fue poco transparente llegando incluso a maltratar a sus integrantes. Pese a eso este comité cumplió su labor además de encontrar muchos casos que muestran el mal manejo del país por parte de los golpistas, y en un trabajo que no fue a fondo, identificó ya cinco casos emblemáticos de corrupción y mal manejo del Estado.

“Lo que hemos obtenido en general es información que no cumple las expectativas mínimas que hemos trazado como comisión, hemos recibido la hipocresía de varias autoridades que se habían comprometido a darnos esa información útil y oportuna, confiable, veraz y tenemos que decir claramente, estamos recibiendo información de un gobierno del desastre, una información caótica, una información que infelizmente demuestra y corrobora los casi un año de caos, un año de robo que ha habido al estado boliviano”, señaló Chávez que informó que en la mayoría de los ministerios no estaban sus titulares que dejaron esta delicada tarea a subalternos.
También indicó que en estos pocos días de trabajo se han detectado muchos casos de corrupción, y precisó que por el momento son cinco casos emblemáticos:
El primero fue anoche que se ha suscitado un extraño robo en el archivo del Ministerio de Salud, robo que ya es de conocimiento público, de computadoras y documentación, en el que era una mayoría de documentación de proyectos que “se entiende que los respiradores han sido financiado por proyectos, nos da ha entender que se han robado esa información, han actuado delincuencialmente al llevarse la información”, dijo el también abogado y ex alta autoridad.
Explicó que el segundo caso fue hace unas horas atrás que el Ministerio de Obras Públicas a través del Viceministerio de Viviendas ha procedido al pago de más de 240 millones de bolivianos a la empresa Rosendo Barbery por la construcción de viviendas, “anteanoche no hay ningún pago, todo es transparencia, nos decía el ministro Ivan Arias”, contó Chávez mostrando la nula honradez de los salientes.
El caso de tierras, donde se han otorgado y verificado la entrega de dos propiedades a la familia Marincovic en seis días apenas “entre el 21 y 26 de octubre, esta familia ha recibido el título y sin esperar los 30 días que por ley se tiene que esperar para la posible impugnación han sido tituladas estas cerca a 40.000 hectáreas, han devuelto a esa familia la laguna Corazón no se permitía ingresara los hermanos indígenas para que consuman su agua, existen una serie de delitos que están detrás de esta situación”, expuso como el tercer caso.
El cuarto es el tema de hidrocarburos, “la información que tenemos es que este gobierno ha objeto de ponerle ya zancadillas al gobierno entrante no ha cumplido con las responsabilidades de aprovisionar y preveer los recursos económicos para la subvencion del diésel”, señaló y recordó el daño económico terrible en la firma de contrato con el Brasil, “nos vienen ahora con no haber pagado y provisionado el dinero para el diésel, esta alerta hace que de inmediato al ingresar a gestión de gobierno va tener que aplicarse en hacer lo que ellos no han hecho, lo que quieren es que no haya diésel y crear zozobra en la población, en el sector agricultor, quieren dejarnos una bomba de tiempo”, alertó a la prensa que estuvo presente.
En el quinto caso los golpistas hubieron atacado algo esencial que tiene que ver con la vida, manifestó Chávez: han atacado los subsidios de lactancia y prenatal no se estaban repartiendo los subsidios, pero ahora extrañamente los últimos días, han abierto licitaciones, convocatorias ha objeto de hacer otro negociado más sumado a los cientos de negociados que han hecho este tiempo.
Finalizó este encuentro con la prensa explicando que lo más delicado es el tema económico, pese a que este gobierno decía que nos estaba dejando 17.000 millones de bolivianos de bonanza, solo se habría encargado de dejar deuda flotante, deuda interna, “un país poco más en ruinas que desdice lo que nos dijeron sus personeros”, precisó y declaró que su partido y el gobierno que este conformará, no quiere revanchismo sino justicia ante una gestión que quebró a Bolivia ya que los funcionarios cesantes solo buscaron sus intereses y llenar sus bolsillos.