Pedro Castillo se acerca a la victoria, toca con los dedos la presidencia en Perú

El aspirante socialista Pedro Castillo mantenía este miércoles una mínima, pero constante ventaja en la segunda vuelta de la elección presidencial de Perú, mientras su rival derechista Keiko Fujimori planea iniciar una batalla legal por miles de votos impugnados cuando se acerca el final del escrutinio.

La diferencia es de apenas un 0.4%, o 71,774 votos. Con el 98,3% de actas contabilizadas, Castillo, la sorpresa de las elecciones en el polarizado país minero, alcanzaba el 50.2% de los sufragios de los comicios del domingo. En tanto, Fujimori obtenía el 49.79%, según la oficina electoral ONPE.

El conteo, que avanza a cuentagotas, aún no da un vencedor oficial. Pero Castillo ya se presenta como ganador del ajustado balotaje.

En un mensaje ante seguidores en la sede de su partido Perú Libre en el centro de Lima, Castillo dijo que sus observadores dan por contada la victoria presidencial en segunda vuelta, instó a sus seguidores a no caer en provocaciones e incluso agradeció saludos «por su victoria» enviados por países de América Latina.

«Seremos un gobierno respetuoso de la democracia, de la Constitución actual y haremos un gobierno con estabilidad financiera y económica», dijo Castillo la noche del martes desde un balcón ante cientos de seguidores.

«Quiero expresar a nombre del pueblo peruano a las personalidades de diferentes países que hoy en la tarde han venido expresando el saludo al pueblo peruano», agregó en alusión a mensajes de «embajadas y gobiernos de América Latina y de otros países”.