Página Siete se declara masista y ofrece sus servicios al gobierno

La directora de Página Siete, Mery Vaca, informó el viraje del medio periodístico que contribuyó a la ultra derecha boliviana por más de una década. Hoy buscan contribuir con el Gobierno Nacional y subsanar las cuantiosas deudas dejadas por la familia Garafulic a P7.

Agarrando una bandera del Movimiento Al Socialismo, Mery Vaca anunció el viraje a la izquierda del periódico Página Siete tras duros enfrentamientos entre los trabajadores y periodistas con dueño saliente: Raúl Garafulic. Las denuncias de la falta de libertad de expresión, la polarización política de notas y la sincronización de contenido político con los periódicos El Deber, Los Tiempos y Correo del Sur por orden de los nuevos inversores del medio habían sido realizadas desde mayo de este año por diversos periodistas del medio, además de rebajas a sus salarios por parte de Garafulic.

Las tensiones entre el periódico y los trabajadores llegaron a un punto límite en el mes de junio donde renunció a la dirección del periódico Isabel Mercado. Raúl Garafulic y los nuevos inversores buscaron poner a Robert Brockmann, escritor del libro «21 días de resistencia», como nuevo director del medio por considerarlo la persona idónea para llevar a Página Siete a ser un periódico de choque contra el gobierno de Arce Catacora.

Los trabajadores rehusaron la decisión de Garafulic y amenazaron con tomar medidas de lucha no violentas contra el periódico. Luego de negociaciones se decidió elegir a Mery Vaca (persona con apoyo de las bases laborales) para ser la nueva directora de Página Siete.

Sin embargo, la presión nuevamente de los inversores al periódico para generar más notas negativas contra el gobierno de Arce Catacora «a cualquier costa» llevaron a generar dudas de la veracidad de los propios lectores de las notas que realizaba el periódico. Esto llevo a que los periodistas denuncien nuevamente la falta de libertad de expresión que tenía la línea editorial, sincronización de notas con otros medios para generar inestabilidad en la coyuntura social – política, la precariedad laboral con que salen a desarrollar sus notas y la violación de los derechos laborales de todos los trabajadores del periódico.

Esto llevó a que los trabajadores de P7 decidieran sublevarse a las órdenes de Garafulic y ponerse en servicio del Gobierno Nacional. Estas acciones produjeron la salida de Raúl Garafulic como dueño de la empresa y ahora se realiza los pasos para volver al periódico en una empresa social.

Es así que el día de hoy, la directora Mery Vaca salió en sus redes sociales con una bandera del MAS anunciando el viraje del periódico. Obviamente, todo esto es una broma por el día de los inocentes… Si… es mentira…. ¡Gracias por leer la Zurda Radio!