OPINIÓN: Comcipo hecha por la borda $us 1.300 millones en inversión extranjera

Opinión escrita por Juan José Bedregal

Tres meses de paros, bloqueos y convulsión social en Potosí, acaban de derivar en la abrogación del D.S. 3738, que disponía la creación de la empresa mixta YLB-ACISA. Esta empresa iba a reunir a Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y la empresa alemana ACI Systems Gmbh, que comprometió en diciembre del año pasado una inversión de $us 1.300 millones.

El Comité Cívico Potosinista (COMCIPO) rechazaba el acuerdo con la empresa alemana que se había comprometido a producir hidróxido de litio y baterías de ion litio a escala industrial en suelo boliviano, y que aseguraba además el ingreso de estos productos al mercado alemán.

Durante el último mes trascendió que COMCIPO es asesorado por un funcionario del gobierno chileno llamado Juan Carlos Zuleta. La industria del litio en el país vecino se limita a exportar carbonato de litio e hidróxido de litio, pero no produce baterías.

La incursión de Bolivia en el mercado del litio representa un peligro para Chile: con la construcción de la planta industrial de carbonato de litio, se prevé producir hasta 65 mil toneladas anuales de este producto, un volumen de producción similar al que la Sociedad Química Minera de Chile (SQM) anunció para 2020.

Si además de carbonato, Bolivia empezara a producir hidróxido de litio y baterías, daría un paso definitivo para superar a la industria chilena al diversificar su producción y completar la cadena productiva del litio a escala industrial.

En septiembre pasado, SQM fue objeto de la venta del 23,77% de sus acciones a la china Tianqi por $us 4.077 millones. Chile necesita garantizar su posición de principal proveedor de litio en la región para brindar confianza a sus nuevos accionistas, y ahora COMCIPO, asesorado por un agente del gobierno de Chile, acaba de hacerle un favor a SQM demorando por tiempo indefinido la producción de hidróxido de litio y baterías en Bolivia.

Por si fuera poco, COMCIPO anuncia que no levantará las medidas de presión. Después de echar por la borda $us 1.300 millones en inversión extranjera directa, favorecer a los intereses de la industria chilena del litio y demorar la industrialización de este recurso natural en por lo menos 5 años más, los cívicos potosinos no están satisfechos.

¿Cuánto más piensa perjudicar COMCIPO a Potosí? La historia los juzgará.