Más bolivianos intentan retornar de Chile y se desata un cruce de acusaciones entre el Gobierno y el MAS

Decenas de bolivianos aparecieron este lunes en la frontera de Bolivia y Chile, en la localidad chilena de Colchane, pidiendo se les deje ingresar a territorio boliviano. El Gobierno acusó de que tras bambalinas hay gente pagada por el Movimiento Al Socialismo (MAS) con la intención de romper la cuarentena. El partido de Evo Morales negó la sindicación y la calificó como una “torpeza”, y señaló que el Ejecutivo busca acusar de todos sus errores a ese frente político.

Mediante una videoconferencia, la Red Uno mostró a un grupo de compatriotas que, con equipajes, pedían retornar al país. En la frontera había una hilera de militares para frenarles el paso. Un representante de los connacionales indicó que son unas 300 personas a la espera de una respuesta oficial del Gobierno, y que les informaron que podían pasar a la Aduana boliviana para permanecer en una zona enmallada. “Nos pidieron que nos turnemos para pasar”, señaló.

El fin de semana, el campamento Tata Santiago, instalado en la población de Pisiga, en el lado boliviano, acogió a 472 bolivianos que pretenden volver a sus hogares tras haber perdido sus empleos en Chile debido a la emergencia por el coronavirus. Todos cumplirán una cuarentena de 14 días, bajo un seguimiento estricto para ver si no tienen síntomas de la enfermedad que ya dejó 12 fallecimientos: cinco en Santa Cruz, cinco en La Paz y dos en Cochabamba.

El director general de Migración, Marcel Rivas, igual en la Red Uno, sindicó este lunes a cuadros políticos del MAS de intentar generar conflictividad en la frontera y dijo que se identificó ya a cinco personas. Los que se encuentran en la zona fronteriza “no tienen ningún argumento sobre por qué vienen al país. Sabemos lo que han venido a hacer, manejan dinero para movilizar a esta gente. Y lo único que buscan es romper la cuarentena en Bolivia, en Oruro”.

En contacto con La Razón Digital, el diputado Víctor Borda, del MAS, calificó de una “torpeza” la sindicación de Rivas. “Es absurdo, ilógico, intentan disfrazar su incapacidad para afrontar esta epidemia. Cuál sería el objetivo de pagar a bolivianos que circunstancialmente radican en Chile para ingresar a Bolivia. Lamentablemente hay una costumbre de acusar y no presentar pruebas para estos extremos. Es una verdadera torpeza, más de una autoridad pública”.

Mientras que el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque (MAS), sostuvo que el Gobierno tiene una actitud lamentable de culpar de todos sus errores al MAS, desde las elecciones de octubre del año pasado. “En ese sentido negamos estas acusaciones y desafiamos a esa autoridad a comprobar este hecho. No es justo que nos estén acusando de todo y nada. Ya dijimos que para nosotros primero está la vida, más allá de los intereses políticos”.

Fuente: La Razón