Luis Arce: Sin Covid-19 la economía boliviana ya se desplomaba en los primeros meses del gobierno transitorio de Añez

El candidato presidencial del Movimiento Al Socialismo (MAS-IPSP), Luis Arce Catacora, afirmó este sábado que antes de la pandemia del coronavirus (COVID-2019) que afecta a Bolivia, la economía boliviana ya se desplomaba en el gobierno transitorio de Jeanine Áñez desde el primer trimestre de esta gestión, a causa de la imposición de un modelo neoliberal en favor del sector privado nacional.

Arce, en entrevista con el programa Todas las Voces de Radio A.M. 530 de Argentina, explicó que durante el golpe cívico, policial y militar gestado contra el gobierno del expresidente Evo Morales, después de las elecciones de octubre de 2019 que se extendió por 21 días, la economía boliviana cayó de un crecimiento de un poco más del 3 por ciento a un 2.2 por ciento hasta el cierre de ese año.

El candidato, que hasta marzo pasado lideraba las encuestas con más del 33 por ciento de preferencia electoral, dijo que después de las elecciones, al próximo gobierno le tomará entre un año y medio a dos levantar la economía boliviana, dependiendo del profundo daño que siga causando la gestión de Áñez, cuyo partido político obtuvo 4 por ciento de votación en los comicios anulados de octubre.

«Los primeros dos, tres meses de esta gestión hemos visto una ralentización de la economía que se percibió con caídas de depósitos, divisas por primera vez en diciembre, desaceleración, fuente de liquidez en la economía, reducción de la inversión pública y del movimiento económico, había quejas de la población de que no había suficiente cantidad de liquidez circulando en el país», dijo.

«En esos meses cayó la economía boliviana y encima llueve sobre mojado y viene el problema del coronovarus… Hemos visto proyecciones de la CEPAL y otros organismos que han pronosticado un menos 3 por ciento de crecimiento para el país», manifestó Arce, quien avizora la caída de la economía a un abismo a causa de las erróneas decisiones del gobierno de Áñez.

Ante este panorama, señaló que junto a su equipo económico de la campaña política «Arce Presidente» hicieron diferentes simulaciones que han llevado a avizorar un futuro incierto para el país, si no se toman las medidas oportunas y eficientes para evitar el colapso de la economía nacional.

Consideró que al gobierno de Áñez no le interesa salvar la estabilidad económica de la nación, porque son otros intereses que le motivan: «Por eso es importante que el pueblo boliviano tome conocimiento que cada día que pasa nos acercamos más de caer al abismo, que de a poco ya estamos cayendo».

«Lamentablemente en economía la oportunidad y el momento en que se toma la decisión es muy importante y día que pasa ya sea por la cuarentena u otro tipo de argumentación política; Bolivia no va poder salir, porque cada vez que caemos, caemos más hondo y como sabemos de lo más profundo es mucho más complicado volver a salir», sostuvo.