La Chiquitanía se incendia ante el silencio cómplice de Áñez y los medios de comunicación

Más de 22 mil hectáreas de la Chiquitanía boliviana, sobre todo en el área de Santa Cruz, se ven en peligro debido a un voraz incendio que amenaza tanto la flora como la fauna de la región, mientras que el gobierno de facto de Jeanine Áñez no lleva adelante acciones para prevenir o combatir este desastre natural.

Al margen de esto, los medios de comunicación radiales, audiovisuales e impresos, no reflejan esta información tal como lo hicieron el año pasado, cuando una situación similar ocurrió y fue la portada de los medios de manera diaria acusando al entonces gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) por la situación, mientras que hoy, en la gestión del régimen de Áñez, ni siquiera publican la noticia.

Las denuncias llegan mediante las redes sociales que piden medidas gubernamentales para afrontar la situación. El año pasado el gobierno del MAS utilizó recursos del Estado y pidió colaboración internacional para frenar el desastre conteniéndolo y salvando gran parte de los bosques bolivianos, acciones que hoy no se ven.

Incluso mediante imágenes satelitales es posible ver que los incendios afectan nuevamente a las poblaciones de Montero, San Ignacio de Velasco, Roboré y otras que ya padecieron por el efecto de los incendios del año pasado y que en su momento fueron socorridos por la gestión del MAS.

Pedro Damián Dorado, exviceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, denunció, en una entrevista en la Red Eco de Argentina, que la quema de la Chiquitania fue utilizada como parte del golpe de Estado en Bolivia, impulsado por cívicos dirigidos por Fernando Camacho, ahora candidato presidencial de Creemos.

Hasta el momento, no hubo más que pronunciamientos sin acciones por parte del régimen ni de las autoridades a cargo del cuidado del medio ambiente, sea el Ministerio de Medio Ambiente y Agua o del Ministerio de Defensa, instancias que debieran estar al pendiente de los incendios.

Mientras tanto, los únicos que protestan y piden ayuda son los mismos pobladores de las distintas comunidades de Santa Cruz que llenan las redes con imágenes de los incendios y solicitan ayuda mediante las redes sociales, ya que no existen otros medios que se pronuncien al respecto.