Ítems Fantasmas fue la estrategia de financiamiento que usó el Comité Cívico para sus paros

Texto de opinión escrito por Gabriel Rodriguez Olivera

El caso de los Ítems Fantasmas en la alcaldía de Santa Cruz cada día mancha a más lideres del separatismo oriental en Bolivia. De esta manera vemos que este tipo de contratos han servido para poder financiar muchas de sus acciones anti democráticas en nuestro país. Ahora se entiende como Camacho busca escapar de la ciudad cuando se vinculan empresas estratégicas con estos dichosos Ítems.

Es Vox Populi que los cívicos en Santa Cruz han invertido millones de dólares para desarrollar todos los paros cívicos contra las acciones democráticas del gobierno de Luis Arce Catacora, sin embargo desconocíamos como es que aparecía dicho dinero: una respuesta que nos dieron los Ítems Fantasmas.

En menos de una semana hemos visto la vinculación de la empresa de agua de la ciudad, Saguapac y la barra brava del equipo Oriente Petrolero metido en este tema. Ahí vemos que Antonio Parada, y Julio Cesar Herbas son solamente fichas medias en todo esta gran red de corrupción de logias en Santa Cruz. Tanto como Parada, como Herbas han sido el brazo operador de dicha agrupación los cuales se encargaban a temas netamente administrativos. Estoy seguro que Luis Fernando Camacho, Rómulo Calvo, Angélica Sosa y otras autoridades del Comité Cívico Pro Santa Cruz son parte del brazo logístico de la misma red, los cuales realizaron el desembolso de dineros destinados a la inversión de sus últimos paros cívicos.

Cuando el caso de Ítems Fantasmas inició, Fernando Camacho huyó de Santa Cruz. Ahora que los contratos fantasmas han llegado a puertas de Saguapac donde esta involucrado el hermano de Antonio Parada, Camacho escapa una segunda vez para evadir su vinculación en el tema.

¿La Cooperativa Rural de Electrificación (CRE) de Santa Cruz puede estar metida en el caso? Esa será la siguiente ficha a resolverse en los próximos días. Lo que me queda claro es que estamos hablando de más de dos mil contratos y muchos millones de dólares mal versados para el uso de movimientos anti democráticos que ayudaron a realizar el Golpe de Estado en Bolivia el año 2019 contra Evo.