Hermosa a Áñez: En Estado de Derecho tendrás acceso a salud, duchas y alimentación que a mi me negaron

Después de conocerse que la presidenta de facto, Jeanine Áñez sería recluida en el penal de Obrajes por cuatro meses mientras se investiga su participación en el golpe de Estado, Patricia Hermosa, quien fuera jefa de Gabinete del expresidente Evo Morales, que fue primero secuestrada y después encarcelada de manera irregular por el régimen; se pronunció en sus redes sociales, recordándole a la dictadora su actuar con los presos políticos y como ahora ella gozará de un Estado de Derecho que garantizará sus derechos y un juicio justo.

“No te preocupes. En Estado de Derecho tú tendrás acceso a la salud, a ti te darán auxilio en una emergencia.”, le recordó Hermosa, refiriéndose a que cuando ella fue detenida ilegalmente el 31 de enero de 2020 por el gobierno golpista, ella se encontraba en estado de gestación, pese a eso no recibió la atención médica correspondiente que a la larga conllevaría perder su embarazo en marzo.

“Podrás acceder a duchas, a alimentarte el momento en que sientas hambre y muchas otras cosas más que a mí me negaron. Dios es justo.” concluye la abogada tarijeña que en los seis meses que estuvo privada de su libertad de manera ilegal, jamas fue convocada a presentar su declaración, por el contrario fue víctima de abusos y acoso constante por sus carceleras, incluso fue encerrada en un calabozo por 40 días, porque existía una campaña para liberarla.

Hermosa fue acusada de sedición, terrorismo y financiamiento al terrorismo y detenida sin una orden de aprehensión, por el coronel Iván Rojas, exdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), mano derecha del ministro de Gobierno, Arturo Murillo, hombre fuerte del gobierno de Áñez. Su liberación se dio en parte a una campaña en redes sociales, la presión internacional y lo insostenible judicialmente de su caso. Ella fue arrestada por su cercanía con el exmandatario por ser su apoderada legal, de esta manera pudieron quemar su libreta de servicio militar para inhabilitarlo.

Si bien el caso de esta joven profesional es uno de los más emblemáticos, en Bolivia, en el régimen de facto, se encarceló de manera ilegal a más de mil bolivianos por pensar diferente, muchos sin acceso a defensa, ni garantías, de los cuales varios siguen aún presos.