Ex vocal del TSE no renunció por víctima, iba a ser despedida por abandono de funciones

La ex vocal del Tribunal Supremo Electoral, Rosario Baptista, renunció a su cargo antes de ser despedida por abandono de funciones. Se informó que Baptista no participó en reuniones de sala plena por un mes.

La vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Dina Chuquimia, informó este miércoles en la noche ene l programa «Primer Plano» de Bolivia Tv que su excolega, Rosario Baptista Canedo, estaba a punto de ser destituida por un proceso disciplinario en su contra por la inasistencia a cinco sesiones de sala plena durante un mes. De esa forma se ve que Baptista prefirió renunciar antes de ser despedida por abandono de funciones.

“Se ha faltado tres veces, cuatro veces, cinco veces consecutivamente en un mes y eso también ameritó un proceso disciplinario por faltas a las sesiones de sala plena que, de igual manera, constituía si es que en aquel momento la señora Bapstista continuaba como funcionaria del Órgano Electoral, de igual manera iba a ameritar una destitución. Entonces, se nos adelantó, presentó la renuncia y ya no pudimos nosotros sancionarla ni con destitucion ni con la continuación de un proceso” (Dina Chuquimia)

Los medios de derecha intentan volver al discurso de un supuesto «fraude electoral» en las elecciones generales del año 2020 con la renuncia de Baptista. No es la primera vez que la ex vocal se presta a este tipo de argumentos, a finales del año 2020 fue suspendida por haber denunciado sin pruebas irregularidades en el TSE y cuestionó hasta la OEA por dejar al MAS ganar las elecciones.