Cabecilla del grupo paramilitar la Resistencia Juvenil Cochala fue aprehendido nuevamente

El cabecilla de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), Yassir Molina, fue nuevamente aprehendido este miércoles y trasladado a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Cochabamba, según reportaron los medios del Estado. Molina había sido liberado en nombre de la justicia por una jueza, que después se conocería tiene un pasado lleno de delitos.

“Ante las oficinas de la Fiscalía Especializada en Delitos contra las Personas de la ciudad de Cochabamba, por ser necesaria su presencia dentro el proceso investigativo de oficio por el Ministerio Público a denuncia de Juana Quispe Ari y Flora Noemí Quispe Amaro contra Yassir Steven Molina Lozada, por la comisión del delito de Instigación Pública a Delinquir, Delitos Contra la Salud Pública y posterior ampliación de investigación por los delitos de Organización Criminal y privación de libertad, previstos y sancionado por los Arts. 130, 216 y 132 bis del Código Penal” señala la orden de aprehensión.

Según detalla el documento, existen los “suficientes elementos de convicción sobre su autoría en el delito de organización criminal, privación de libertad, instigación pública a delinquir, delitos contra la salud pública”; además de los “riesgos procesales de fuga y de obstaculización en la averiguación de la verdad”.

La orden de aprehensión fue emitida el martes 16 de marzo, en la ciudad de Cochabamba.

El lunes pasado, Jimena Mendizábal, jueza Cuarto de Instrucción en lo Penal de Chuquisaca, decidió otorgar libertad irrestricta a Yassir Molina, cabecilla de la resistencia juvenil cochala, un grupo paramilitar que actuó en el golpe de Estado de 2019 y atacó el edificio de la Fiscalía General.