Bolivia último país de Sudamérica en número de pruebas para el COVID 19 pese a críticas de la OMS-OPS

Hasta inicios de mayo en Bolivia se habían realizado 7651 pruebas para detectar el COVID 19, una de las cifras más bajas en Sudamérica y la más baja con relación a las pruebas realizadas por millón de habitantes en la región, incluso superadas por países como Guyana y Surinam, informa la página worldometer.info.

Worldometer es un reconocido sitio web de referencia que proporciona contadores y estadísticas en tiempo real para diversos temas y que por la pandemia empezó a recoger los datos públicos que van brindando los gobiernos sobre la enfermedad, información que fue recogida por el analista, Edmundo Nogales, en su blog “Contracorriente”, donde el autor evalúa distintos datos de la pandemia y la reacción del gobierno de transición de Jeanine Añez.

“Se han realizado 7651 pruebas, una de las cifras más bajas en Sudamérica y la más baja con relación a las pruebas realizadas por millón de habitantes” indica Nogales. Entre los países sudamericanos que mayor número de pruebas por millón de habitantes hicieron, lidera Venezuela con 17.741 y Perú con 15.451 pruebas respectivamente, en contraparte se tienen a Guyana con 1094, Surinam 701 y Bolivia con apenas 674 pruebas hasta el pasado 10 de mayo.

La OMS ya había criticado las cifras oficiales de infectados que presenta Bolivia calificándolas de “cifras ficticias” porque no se tiene el número real de personas infectadas. “Al haber pocas pruebas entonces (…) probablemente ese número no sea real”, dijo el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS-OPS) en Bolivia, Alfonso Tenorio, en un contacto con medios nacionales.

Este bajo número de pruebas a casi tres meses de la llegada de la pandemia a Bolivia es una de las criticas constantes al régimen de Añez, la importancia de realizar las pruebas radica en la necesidad de identificar tempranamente a los portadores de la enfermedad para proceder a su aislamiento y tratamiento, pero sobre todo para diseñar políticas certeras para salvar vidas y la economía de los habitantes y del país.