Bolivia se sitúa entre las cinco inflaciones más bajas del mundo

Bolivia tiene una de las cinco inflaciones más bajas en el mundo gracias al modelo económico implementado por el Gobierno. Las subvenciones son un pilar fundamental de esta política que tiene principalmente un carácter social.

El vocero presidencial, Jorge Richter, manifestó en entrevista con Bolivia TV que la baja inflación que registra Bolivia no solo es comparable con los países de la región, sino también supera a otros en Asia y la Unión Europea.

Comparación

Si miramos la inflación que tiene el país y la comparamos con países de la Unión Europea y también Asia, Bolivia tiene la cifra más baja. “Esto significa que nosotros (Bolivia) tenemos la inflación más baja salvo algunos pequeños países que tiene cifras similares”, sostuvo el Vocero.

Destacó que “no solamente es el hecho de tener una inflación baja, sino que se pueda controlarla, eso es fundamental (…) porque con procesos de reactivación económica con mayor circulante, con mayor productividad, con mayores recursos en los bolsillos de la población, eso podría generar un efecto inflacionario”.

Dijo que en Bolivia se adoptó todas las medidas necesarias para que se pueda tener niveles inflacionarios muy bajos con crecimiento económico.

El modelo tiene un concepto de estabilidad económica para mantener estables los precios y el poder adquisitivo de los salarios, en el marco del “sentido social” del modelo económico.

Para Richter hay elementos “que direccionan para que se logre estas cifras, como la redistribución de los ingresos y las subvenciones, que son de manera prioritaria lo que cuida que las presiones inflacionarias no sean trasladadas hacia la población”.

El esquema de las subsecciones tiene un sentido fuertemente social ya que la gente tendría que pagar más por los servicios, la gasolina, el pan y otros productos, y eso es un efecto que lleva a la inflación.

La población no puede ser aquella que tenga que experimentar de forma angustiosa los efectos inflacionarios que es lo que absorbe el estado a través de las subvenciones.

“Ahora, esto (las subvenciones) beneficia también a los sectores industriales, que pagan menos por combustible, por tarifa eléctrica por gas, y a pesar de ello dicen que el Estado no los colabora y el Estado los colabora de manera importante con estas subvenciones para que puedan ser debidamente competitivos”, remarcó.

Fuente: Ahora el pueblo