Bedregal: Ya no habrá estabilidad económica con la devaluación de la moneda

En entrevista con La Zurda Radio, el economista Juan José Bedregal indicó que es preocupante que el gobierno de Jeanine Añez este de acuerdo con devaluar la moneda por solicitud del FMI:

«El FMI tiene entre sus tantas recetas el devaluar la moneda de cualquier país frente al dólar, es una recomendación que va a hacer a donde quiera que vaya. Lo preocupante de esta situación, es que el gobierno de facto esté de acuerdo en ello. El documento plantea claramente (al igual que lo dijo la calificadora de riesgo Fitch Ratings en diciembre de 2019), que tanto las autoridades como el staff del FMI estan de acuerdo en que el tipo de cambio es insostenible si siguen reduciendose las Reservas Internacionales y que una vez superada la pandemia, «sería más costoso mantener la estabilidad cambiaria» si se mantiene el actual régimen cambiario.»

Inidca el economista Juan José Bedregal.

Bedregal de igual manera comentó que esta devaluación afectará al ciudadano boliviano común en tres canales importantes:

«La devaluación del boliviano afecta al ciudadano a través de tres canales: a) el primero es el más directo, mediante el incremento en el precio de los bienes importados: desde la ropa, artículos de aseo y cuidado personal, alimentos, bebidas hasta los automotores, bienes de capital e insumos para el agro y la industria; b) el segundo canal es indirecto, ya que al elevarse los precios de los insumos para el agro y la industria como maquinaria, fertilizantes, suben los costos de los productores nacionales, lo que incrementaría los precios de artículos de primera necesidad; y c) el tercer canal es la propia conducta de las personas que rápidamente empezarían a comprar dólares para evitar que sus ahorros pierdan valor, lo que haría que la gente empiece a usar dólares en pago de sueldos, préstamos, alquileres, etc, esta es la llamada dolarización de la economía, que a la larga incrementa la demanda de dólares en la gente y presiona a mayores devaluaciones en el futuro.»

Cuando se consultó acerca de los tipos de efectos económicos que producirían este tipo de políticas devaluativas del boliviano, Juan José Bedregal expresó lo siguiente:

«El primer y más inevitable efecto es la inflación por el incremento de los precios de bienes importados en primera instancia, y posteriormente de los bienes producidos en territorio nacional. El segundo efecto que es el más perjudicial para la economía en su conjunto es la dolarización de la economía, que le resta capacidad de acción al Banco Central mediante la política monetaria.»

Finalmente Bedregal comentó que en Bolivia ya no existirá estabilidad económica con la devaluación del boliviano por las políticas del gobierno de Jeanine Añez:

«No. Ya que la inflación dejará de depender de aspectos internos y controlables como las sequías, los costos de transporte y los salarios, y empezará a estar cada vez más anclada al comportamiento de tipo de cambio. Una previsible dolarización hace a la economía «adicta» a las inyecciones de dólares debido al mayor uso de esta moneda en transacciones internas, con lo que cada vez se necesitará que más dolares ingresen a la economía para sostener los precios por un cierto tiempo, obligando a reducir los salarios, y favoreciendo a los que reciban dólares frescos, como exportadores y banqueros.»