Añez viola la Constitución Política con posesión de exejecutivo de transnacional como nuevo presidente de YPFB

La presidenta autoproclamada Jeanine Añez violó la Constitución Política del Estado (CPE) con la posesión del exejecutivo de la empresa multinacional de petróleo Shlumberger, Richard Botello, como nuevo presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), el tercero en seis meses del gobierno de facto enlodado por denuncias de corrupción.

Botello desempeñó hasta este miércoles como gerente en Bolivia de la empresa multinacional, empresa contratista de la estatal petrolera boliviana que participa en las diferentes fases del proceso de producción de petróleo.

De acuerdo con el artículo 238 de la Carta Magna señala que “no podrán acceder a cargos públicos electivos (…) quienes hayan ocupado cargos directivos en empresas extranjeras transnacionales que tengan contratos o convenios con el Estado, y no hayan renunciado al menos cinco años antes al día de su elección”.

El nuevo presidente fue posesionado por Añez un día después de su salida de la transnacional para la que trabajó durante 21 años, por lo que se avizora la privatización de YPFB, según analistas.

Botello reemplaza a Herland Soliz envuelto en denuncias de corrupción e irregularidades por contratos de seguros, combustibles y alimentos.